Children & Adolescents Clinic

 Home Parent's Guide

Clinical Reference Systems: Pediatric Advisor 10.0
English version

CONVULSIONES SIN FIEBRE
(Convulsions Without Fever)

DefiniciŪn

Durante una convulsiŪn, un niŅo pierde el conocimiento y cae, los ojos quedan en blanco, el cuerpo se pone rĢgido y los brazos y piernas se mueven en forma brusca e irregular. Casi todas las convulsiones duran menos de 5 minutos. Las convulsiones sin fiebre se presentan en 0.4% de los niŅos. Si se vuelven recurrentes, se dice que el niŅo tiene epilepsia. Aunque las causas son muchas, la m·s com™n es una pequeŅa cicatriz en el tejido cerebral, que desencadena los ataques convulsivos. Los ataques convulsivos generalmente pueden ser controlados con medicinas especiales.

Primeros Auxilios

  1. Deje al niŅo en el piso o en el suelo.

    Mientras duren las convulsiones, el niŅo debe dejarse en el piso o en el suelo. MuČvalo solamente si se encuentra en alg™n lugar peligroso.

  2. Proteja las vĢas de aire del niŅo.

    Si el niŅo tiene algo en la boca, retĢrelo con el dedo para evitar que se ahogue. Ponga a su hijo de costado o sobre el abdomen (boca abajo) para ayudarle a drenar las secreciones. Si el niŅo vomita, ay™delo a limpiarse la boca. Use un bulbo de succiŪn si lo tiene disponible. Si el niŅo respira ruidosamente, jale la quijada y la barbilla colocando dos dedos por detr·s de cada lado de la quijada (esto mover· autom·ticamente la lengua hacia adelante).

  3. Errores comunes en el tratamiento de las convulsiones

    Durante el ataque, no trate de sujetar a su hijo ni de detener los movimientos convulsivos. Una vez que comienza, el ataque seguir· su curso independientemente de lo que usted haga. No trate de resucitar a su hijo sŪlo porque deja de respirar moment·neamente de 5 a 10 segundos. En lugar de ello, trate de limpiar la vĢa de aire. No trate de introducir nada a la fuerza en la boca de su hijo. Esto es innecesario y puede causarle cortaduras en la boca, lastimar un diente, causar vŪmitos o provocarle una fuerte mordida en su dedo. No trate de detener la lengua. Los niŅos rara vez se muerden la lengua durante una convulsiŪn, pero no pueden tragarse la lengua.

Cuidado en Casa

  1. Tratamiento para convulsiones previamente diagnosticadas

    DespuČs que cesa el ataque convulsivo, deje dormir al niŅo si lo desea. El cerebro est· temporalmente agotado, y no hay motivo para tratar de mantener despierto al niŅo. No hay ninguna necesidad de llevar a su hijo a la sala de urgencias cada vez que tenga un ataque convulsivo.

    Al conversar acerca del tratamiento de su hijo con el mČdico, pregunte si debe darle a su hijo una dosis adicional de anticonvulsivos inmediatamente despuČs de un ataque convulsivo para evitar otro ataque. Si su hijo recientemente se ha saltado una dosis de anticonvulsivos, podrĢa ser necesario darle el doble de su dosis habitual.

  2. Precauciones

    Aunque la mayorĢa de los deportes son seguros, cuide que su hijo evite las actividades que podrĢan ser inseguras si de pronto tuviera un ataque convulsivo. Estas incluyen: actividades en las alturas (por ejemplo, subir a un ·rbol o una cuerda), andar en bicicleta en una avenida, o nadar solo. TambiČn se deben evitar el windsurfing, buceo, y pasear en planeador. Que se baŅe en regadera en lugar de tina y solamente cuando haya alguien m·s en casa.

Llame Inmediatamente a Su MČdico Si (para niŅos con diagnŪstico de epilepsia):

  • El ataque convulsivo dura m·s de 5 minutos.

    (Nota: Si el ataque convulsivo dura m·s de 10 minutos, probablemente deberĢa llamar a una ambulancia. En general, un ataque convulsivo no daŅar· el cerebro a menos que contin™e durante por lo menos 30 minutos.)

  • No hay buen control sobre los ataques convulsivos de su hijo.
  • Se presenta otro ataque convulsivo.
  • Su hijo permanece confundido o aturdido durante m·s de 2 horas.

Lecturas Recomendadas

John M. Freeman y otros, "Seizures and Epilepsy in Childhood: A Guide for Parents" (Baltimore, Md.: Johns Hopkins University Press, 1990).


Escrito por B.D. Schmitt, M.D., autor de "Your Child's Health", Bantam Books.
Copyright 1999 Clinical Reference Systems